EL CUIDO DEL GALLO DE PELEA

El dar a nuestras aves una alimentación sana y racionalmente combinada, se traducirá siempre en una positiva ganancia para el criador, puesto que la alimentación será mucho más económica y las enfermedades gastro-intestinales se reducirán al mínimo. El cuido del Gallo de Pelea representa para el cuidador un continuo gasto sobre todo en la alimentación. Para el gallo significa un continuo gasto de energías y es imposible concebir cualquier actividad del animal sin que haya un desgaste de fuerza. La fuerza es sólo una transformación de la materia, pero sólo el gallo, puede únicamente producirla a costa de su propia sustancia y de los elementos que en sí encierra. La importancia de la alimentación, es primordial en el cuido del gallo de pelea, ya que esta le proporciona los elementos indispensables para su mayor desarrollo y su reproducción. El gallo mal nutrido, consume su propia substancia, enflaquece y se vuelve rápidamente un animal incapaz de salir adelante en una pelea por más cuido que se le dé, si no se le dio una correcta alimentación desde que salieron del cascarón. La acción de una buena alimentación durante el período de crecimiento se hace sentir sobre el aumento de la masa muscular y sobre el rápido desarrollo de todos sus órganos y del animal en sí. Durante todo el curso de su vida su influencia será preponderante para hacer que el animal dé el todo en la gallera.

COMPOSICION QUIMICA DE LOS ALIMENTOS

Entre los grandes grupos que tienen una acción nutritiva se encuentran:
1.-PROTEINAS
2.GRASA-E-HIDRATOS-DE-CARBONO
3.SUBSTANCIASMINERALES
4.VITAMINAS
5. AGUA
PROTEINAS:
Las proteínas es una necesidad vital en la dieta del animal. Sin embargo, no es la proteína por sí misma la que se necesita, sino los Aminoácidos que son la materia prima de las proteínas. Los Aminoácidos combinados con el nitrógeno forman miles de proteínas diferentes, los cuales además de contribuir con la producción de las proteínas, también ayudan a la digestión de estas. Estas substancias se dividen en Albúminas y substancias no Albuminosas, siendo la suma de las dos, lo que da la cantidad de proteína bruta en el alimento. La acción que ejerce la Albúmina en el organismo es de mucha importancia, pues es ella la que forma todos los tejidos del animal (músculos, órganos internos, plumas, células óseas, etc.); ninguna de las otras substancias (no Albuminosas, Grasas e Hidratos de Carbono, etc.) pueden dar nacimiento a las células que forman los tejidos del cuerpo o regenerarlas. Las substancias no Albuminosas actúan al igual que las Grasas e Hidratos de Carbono; la cantidad de ellas, que generalmente contienen los alimentos, es poca. Entre las materias proteínicas más importantes están; caseína y la Albúmina de la leche, la albúmina de la carne, la albúmina de la clara de huevo, el gluten de los cereales, las albúminas de las leguminosas, etc. Lo que hay que tomar en cuenta es que los alimentos ricos en proteínas engordan al animal, ya que las proteínas no ayudan a quemar las grasas almacenadas en él.
GRASAS E HIDRATOS DE CARBONO:
Las Grasas representan los alimentos más concentrados para el sostenimiento de la vida, es decir; colaboran con la producción de calor, desarrollando el doble de calorías o sea doble valor alimenticio, pero el exceso de grasa, el animal lo fija en su cuerpo. Entre los granos más ricos en grasas se encuentran el Maíz y la Avena molida. Existen también los “Manipuladores de Grasas” (Lipotrópicos), cuya principal función es la de prevenir la acumulación anormal o excesiva de grasa en el hígado. Todo animal que contenga un alto índice alimenticio deíeíneínas, necesitdetos “Manipuladores”. Los Lipotrópicos aumentan la producción de lecitina en el hígado, lo cual mantiene más soluble el colesterol, desintoxica el hígado y aumenta la resistencia a las enfermedades al ayudar a la glándula timo a desempeñar sus funciones. Una buena fuente natural de Lecitina son los Huevos; que además de poseer la composición proteica más perfecta, ayudan a la asimilación de las grasas por su contenido de Lecitina. Y lo que es más importante; Elevan los niveles de Lipoproteínas de alta densidad las cuales disuelven el colesterol y puede transportarlo fácilmente a través de la sangre sin obstruir las arterias.
SUBSTANCIAS MINERALES:
Todos los alimentos contienen substancias minerales, las cuales existen en casi todos los órganos de animal, siendo por lo tanto indispensables para la vida. La pobreza de sales minerales en el animal trae como consecuencia trastornos generales en la salud del animal, donde se puede ver fácilmente cuando el animal tiene debilidad en las patas, calambres, etc., así como también la carencia de Ácido Fosfórico (entre otros) produce el raquitismo, fragilidad de los huesos y otros trastornos. Donde los alimentos de origen animal son más ricos en sales minerales que los de origen vegetal.
VITAMINAS:
Son substancias naturales que se encuentran en el organismo, pero la mejor agente vitamínico de que disponemos es el SOL, alimentos absolutamente privados de vitaminas adquieren propiedades vitamínicas después de una exposición del animal a la luz solar, y las propias grasas del cuerpo del animal que son alcanzadas por los rayos ultravioletas del Sol, dan nacimiento a vitaminas bajo la acción de dichos rayos. Entre los alimentos que contienen más vitaminas, están entre otros; el hígado de bacalao, levadura de cerveza, la alfalfa, yema de huevo, etc. Las vitaminas regulan el metabolismo del animal a través de sistemas enzimáticos, donde una simple deficiencia de tan solo una de ellas, puede poner en peligro a todo el cuerpo.

AGUA:
El agua es el principal nutriente más importante para el organismo, ya que por lo menos un tercio del peso del gallo está compuesto por agua. Un animal puede vivir días sin comer pero no sin agua. El agua es el mejor solvente de todos los productos de la digestión y esencial para remover las substancias de desecho.
En mi opinión en particular, al gallo se le debe dejar de beber el agua que quiera, retirándole el envase con agua por las noches. El sabrá la cantidad de agua que necesita.
LOS ALIMENTOS MÁS UTILIZADOS
Entre la composición química de los alimentos más usados en la alimentación del gallo de combate están:
EL TRIGO:
Contiene Vitaminas C, E, K, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio, Manganeso, Hierro,-Zinc,-Sodio,-y-Cobalto.
Es excelente alimento y el más utilizado a nivel Mundial, tiene una capa protectora exterior – salvado -, y una segunda capa que recubre al grano, rica en Aminoácidos, Sales minerales y Vitaminas, particularmente del grupo B, además de mucha fibra. También ayuda a la Coagulación de la Sangre. Un aspecto que hay que tomar en cuenta es que para poder realizar el mecanismo de coagulación de la sangre, se requieren trece proteínas diferentes; la vitamina K exige hacer cuatro de los trece. Una deficiencia de esta vitamina retarda el proceso de coagulación, propiciando las Hemorragias. Sin embargo, no debe ingerirse diariamente porque el Cuerpo la Almacena. La deficiencia de vitamina K puede ser causada por la ingestión de Mycotoxins, una toxina producida por especies del molde encontradas en algunos alimentos. La Mycotoxins son toxinas sumamente potentes y pueden tener efectos significantes en varios sistemas del organismo en el cuerpo. Hay que evitar darle al gallo alimentos mohosos. Otra causa común es el uso de antibióticos que destruyen la población microbiana del tracto intestinal. Por ejemplo, los pollos con coccidiosis sufren una pérdida de sangre crónica y se tratan a menudo con drogas de Sulfa fuertes que limpian la población bacteriana saludable. Por lo tanto se recomienda ampliamente vitamina K después del tratamiento del antibiótico.

LA AVENA:
Cada 100 gramos producen: 385 calorías y contienen 13 mg. de proteínas; 3.8 mg. de Calcio, 0.5 mg. de Vitamina B1, 0.1 mg. de B2 y 1.3 de Niacina. También es rica en Vitamina E, Fósforo, Yodo, Cobre y Silicio.
Es menos engordador que el Maíz y tiene una acción vigorizante, y dado su tenor en materias proteicas, muy útil para la postura de las gallinas. Es uno de los Cereales más ricos, reduce el Colesterol, actúa sobre los órganos urinarios y los músculos cardíacos, entre otros. De todos los Cereales, es el que contiene el valor calórico más elevado; su nivel de proteínas es tan alto como el del Trigo, y contiene una cantidad considerablemente mayor de Grasa y Calcio. Como fuente de Yodo, es vital para el buen funcionamiento de la Glándula Tiroides.
LA CEBADA:
Rica en Proteína, Albúmina Vegetal, Azúcares Naturales, Féculas, Grasa, Calcio, Hierro, Fosfato de Cal, Vitamina B1, Riboflavina, Niacina y una pequeña cantidad de Gluten.
Es muy buena como alimento nutritivo y fortalecedor. Es muy valiosa para los enfermos que tienen poca digestión y para los pollos pequeños.
EL MAIZ:
Cada 100 gramos contienen 5 mg de Calcio.
Es en general la base de la ración diaria en el alimento de nuestras aves. Hay muchos tipos de maíz: blancos, morochos y amarillos, siendo este último el más usado, por su mayor concentración de calcio. Es un alimento muy útil por su alto rendimiento en substancias nutritivas y gran productor de calor, por lo que es conveniente darle mayor cantidad en invierno que en verano. Pero no se debe dar en demasía y que no sea maíz nuevo, puesto que causa desarreglos digestivos e intestinales y engorda muy rápido a las aves, pues su relación nutritiva es muy elevada en Hidratos de Carbono. Es más pobre que el Trigo, la Avena y el Centeno en varios nutrientes, pero contiene mayor cantidad de Calcio que ninguno.
EL MIJO:
Contiene Proteínas, diez Aminoácidos esenciales y Lecitina, Riboflavina, Tiamina, Vitamina A y C, Potasio, Sodio, Magnesio, Hierro y Flúor.
Es más rico en Vitaminas, Minerales y Grasas que cualquier otro Cereal. Se suele dárselo a los pollitos, pero su envoltura es muy dura y un poco difícil de digerir.
LA ALFALFA:
Contiene Ocho enzimas esenciales, cada 100 gr. contiene 8.000 UI de vitamina A y de 20.000 a 40.000 unidades de vitamina K, vitaminas B6, E, U y D, y suficiente cantidad de Calcio y Fósforo. La Alfalfa es un gran cicatrizante de heridas por su alto contenido de vitamina K y garantiza el crecimiento de huesos fuertes y también es un buen laxante y diurético natural. Por poseer vitamina U, estimula el apetito y enfermedades del estómago.
LA LEVADURA DE CERVEZA:
Contiene todas las vitaminas del grupo B (con excepción de la B12), 16 Aminoácidos, 14 Minerales, y más de 17 Vitaminas (a excepción de la A, la E y la C). La Levadura en sus tres fuentes naturales (Levadura de Cerveza, Suero y Levadura Líquida) puede ser considerada un alimento completo. Es una de las fuentes más ricas de Hierro orgánico y una mina de oro de minerales y aminoácidos. Puesto que la Levadura contiene gran cantidad de Fósforo, es aconsejable dárselo al gallo con un poco de leche, ya que el Fósforo – a pesar de ser compañero de trabajo del Calcio – puede retirar el Calcio del cuerpo dando lugar a una deficiencia del mismo.
EL GRIT:
Aunque el “Grit” no es un alimento, es indispensable para el gallo. Son piedrecitas de pequeño tamaño y de aristas cortantes, las cuales juegan un papel fundamental en la correcta digestión del animal. Estas piedrecitas actúan como dientes cortantes dentro de la mollera del gallo ayudando a la trituración de los granos y por ende facilitando la digestión y un mayor aprovechamiento de los diferentes nutrientes de los alimentos. El gallo carece de jugos gástricos que lo ayuden a digerir los alimentos y la mollera actúa como una trituradora de alimentos.
SARDINAS:
Contiene Vitamina D (Fósforo, Calcio), gran cantidad del grupo B en especial B12 y B6, Acido Fólico. Cuando los Rayos Ultravioleta entran en contacto con la Piel, y se combinan con los Aceites Naturales, se produce La Vitamina D, la cual a su vez produce grandes cantidades de Calcio y Fósforo, que son muy buenas para el Crecimiento y Desarrollo de los Huesos. La Vitamina B12 Ayuda a Incrementar los Glóbulos Rojos, y es buena para el Sistema Nervioso en General, aumenta la energía y mejora el balance. La Vitamina B6 es Esencial para el Metabolismo de las Proteínas, Grasas y los Carbohidratos, además es Magnífica para los Vasos Sanguíneos. El Acido Fólico Incrementa la Producción de Glóbulos Rojos y mejora el Funcionamiento Intestinal.

EL CORAZON DE RES:
Contiene Vitamina B1, B2, B3, B6, B12, Acido Fólico, Acido Pantoténico. En este tipo de fuente alimenticia no se alojan tantos parásitos como en el hígado. La Vitamina B1 es muy eficaz para el Corazón y el Sistema Nervioso, además regula el metabolismo, favorece el crecimiento, ayuda a la digestión de los carbohidratos. El Acido Pantoténico Ayuda al Organismo a Convertir Carbohidratos, Grasas y Proteínas en Energía. La Carencia de Acido Fólico puede producir Anemia perniciosa, Trastornos en las Células y en los Tejidos. Una Deficiencia del Acido Pantoténico produce desbalance en la coordinación de las Ideas y problemas Gastrointestinales.
EL HIGADO DE RES:
Contiene Vitamina A, Complejo de Vitamina B: ( B2 , B 3, B12 ), Vitamina E. Cabe destacar que por poseer un alto contenido proteico, esta fuente de alimento animal es ideal para alojar mayor número de parásitos que pueden perjudicar al gallo. La vitamina A: Fabulosa para la Vista y los Sistemas digestivos, respiratorio y nervioso. También mantiene en buen estado las capas externas de los tejidos y los órganos. El exceso de esta Vitamina es almacenada en el Hígado, el cual la libera cuando el Organismo la necesita. Vitamina B2: Esta Vitamina es indispensable para tener una Buena Oxigenación. Vitamina B3: Ayuda a Absorber mejor los carbohidratos y, consecuentemente llena de Energía a todo el Organismo. Vitamina B12 Ayuda a Incrementar los Glóbulos Rojos y es buena para el Sistema Nervioso en General. Vitamina E: Excelente para el Corazón, Los Músculos, y los Organos Reproductores.
EL HUEVO:
Contiene Vitaminas A, B2, B12, D, E, Lecitina y una alta composición proteica.
La Deficiencia de las Vitaminas A, B2, B12 se refleja en la incapacidad para ver bien, picor en los ojos, Alteración del sistema Nervioso, Anemia, Parálisis y hasta Ceguera. La Falta o Deficiencia de la Vitamina D produce Malformaciones de los Huesos y retarda el Crecimiento.