EFECTOS BENEFICIOSOS DE LA LUZ SOLAR EN LOS GALLO DE COMBATE

La mayoría de los galleros solean sus gallos diariamente, pero muy pocos de ellos saben los efectos beneficiosos de la luz solar en los gallos de combate.

Generalmente, el gallero gusta de tener sus gallos con la piel colorada porque, aparentemente, un gallo pigmentado por el sol indica buen cuidado y magnificas condiciones para ser llevado al combate; pero no piensa que el gallo con piel colorada no siempre esta en optimas condiciones físicas. A veces, el gallo es expuesto a excesivos baños de sol y esta muy colorado, pero esto puede engañar a los fanáticos, pues no siempre están en buenas condiciones físicas; y hemos observado gallos “jinchos”, sin color en la piel, que combaten en máxima condición física. Desgraciadamente existen cuidadores de gallos que se engañan ellos mismos, exponiendo sus gallos a excesivos baños solares, para que estos se pongan rojos como tomate y dar la impresión de un buen cuidador de gallos.

En términos generales, el gallo que durante el emplume ha consumido una dieta exclusiva de maíz amarillo, a los tres días de ser pelado, y aun estando en la sombra, su piel comienza a tornarse rosada. El color amarillo de la piel del gallo se debe al pigmento xantofila presente en el maíz. Este mismo pigmento es el que imparte el color amarillo a la yema de los huevos de gallinas sueltas en el campo.

Aparte del efecto estético que da luz solar en la piel del gallo, tiene dos efectos fisiológicos en el ave que son de vital importancia, los cuales discutiremos brevemente en este articulo.

En los países fríos como Canadá, Norte de los Estados Unidos, Países Escandinavos, Rusia, etcétera, los niños que no son expuestos a la luz solar, por razones climatologicas, desarrollan raquitismo. Esta enfermedad se caracteriza por ablandamiento, desviación y pobre calcificación de los huesos. Esta enfermedad se corrige fácilmente exponiendo a los niños a la luz solar o a la luz ultravioleta de lámparas, o administrándoles Vitamina D.

Cuando ponemos un gallo en el sol y lo vemos acostado con las alas y patas estiradas, instintivamente debemos saber que el gallo esta exponiendo su piel a los rayos solares y de esta manera supliendo la Vitamina D necesaria, ya que su dieta de maíz no proporciona ni un ápice de dicha vitamina.

El segundo efecto de la luz solar en los gallos de pelea, el cual considero de gran beneficio, es el efecto incitante de la luz en la glándula pituitaria: estimula los testículos y, por consiguiente, produce mas testosterona (la hormona masculina), la cual es responsable y hasta culpable de que el gallo de pelea sea guapo en el combate, es decir, agresivo y combatiente.