EL JUEGO DE GALLOS ES UN JUEGO DE HOMBRES

Quiero referirme al origen de los gallos, no de los Bankiva, sino de cuando las aves comenzaron a separarse del resto de los reptiles (prueba de ello es que todavía conservan escamas en sus patas).

Los reptiles tenían en un principio tres ojos, uno de ellos en la parte superior del cráneo. Este tercer ojo se llama Pineal y todavía se puede observar en las serpientes como una pequeña fisura en la parte superior del cráneo. Es cierto que esta teoría no goza de buena aceptación por parte de los zoólogos, pero fue parte de los conocimientos que adquirí como zootecnista. Yo creo en esto por la gran capacidad de percepción que tienen los gallos; ustedes están libres de aceptarlo o rechazarlo.

Hace millones de años llego un momento en que los reptiles dotados de 3 ojos no tenían necesidad de usar uno de ellos y poco a poco se volvió inútil y de acuerdo a la ley natural: “Órgano que no se usa, se atrofia”. Por lo tanto, fue desapareciendo de algunas especies. Pero muchas otras aun lo tienen, aunque en una forma diferente. El mismo hombre tiene el cuerpo “Pineal” debajo de la Pituitaria, en el centro del cerebro.

Este cuerpo “Pineal” en las aves no es solo un accidente anatómico y fisiológico, sino una facultad que asombra a quienes observan las aves migratorias, con su gran capacidad de encontrar su recta, lo mismo que las palomas mensajeras. Crease o no, este cuerpo Pineal existe en los gallos de pelea, los hace hábiles, sensitivos y clarividentes, no solo de sus rivales o del lugar donde están, sino del mismo hombre.

Les voy a poner dos ejemplos: si usted entra donde esta una bandada de pollos y desea comerse alguno les tira granos, pero si usted ha escogido mentalmente el que se va a comer, todos los pollos se quedan comiendo menos el que usted escogió. El pollo comienza a ponerse asustado o arisco. Que motivó a este pollo hambriento a tomar esta actitud?

El año pasado, en el mes de Diciembre me dirigía a un torneo. Llevaba 3 gallos en sus cajas y como el tiempo estaba helado les puse una carpa encima y la camioneta en que viajábamos era cerrada, los gallos no tenían ninguna visibilidad. Pasó por encima de la camioneta una bandada de garzas blancas y los gallos emitieron aquel sonido característico de inquietud cuando ven una ave de rapiña. Como lograron percibir y captar esas aves los gallos si iban tapados? Esta capacidad de percepción es lo que ha hecho sobrevivir a los gallos hasta nuestros días de sus enemigos y depredadores.

Ahora veamos al momento de la pelea. Usted pesa su gallo, amarra contra un buen gallero que tiene fama de tener buenos gallos, cuidar bien y mucha suerte. A usted se le acerca un amigo y le dice: “están poniendo al otro gallo, dicen que es buenísimo, que es una fiera”. Usted comienza a pensar que a su gallo le falta entrenamiento y comienza a meditar que tal vez habría sido mejor traer a tal o cual gallo, o gallo jugado y probado. El temor comienza a perfilarse en su mente.

Lo anterior es la formula perfecta para que usted pierda su gallo. Usted le esta transmitiendo a su gallo a través de su cuerpo Pineal esa percepción de negatividad que tiene en ese momento. Cuando un gallero juega un gallo debe ser positivo. Haga lo que hacia en la novela “LA CAPONERA” Dionisio Pinson. Si gallito, usted va a ganar! La actitud positiva de Pinson en la novela es la transmisión de datos de los galleros al escritor o al actor.

Lo anterior nos indica que si usted es miedoso, ni se le arrime a su gallo. Le va a transmitir el miedo. El juego de gallos es un juego de HOMBRES con nervios de ACERO. Si usted no los tiene, ni los toque!