LAS JUGADAS DE DERBIES 

Sin lugar a dudas, en mi opinión personal, las jugadas de derbies son una de las razones por la cuales los gallos norteamericanos han alcanzado un alto nivel de popularidad y son extremadamente codiciados en los países del mundo donde se juegan las armas de acero, como las navajas de filo estilo filipinas, las mexicanas de pulgada y las gaffs.

Las jugadas de derbies, desde su invención en 1929 han venido moldeando las ideas de los castadores norteamericanos, siempre con el fin de producir mejores líneas de gallos que posean todas las cualidades necesarias para derrotar a cualquier gallo con el que se enfrenten en el derby, ya que las peleas se hacen por sorteo y el gallo del adversario por lo general no se ve hasta que se presenta armado a la bascula. Hoy en día, las jugadas de derbies siguen siendo la manera mas popular de jugar gallos en Norteamérica.

El derby consiste simplemente en que cada participante traiga un cierto numero de gallos de pesos específicos para casar las peleas de acuerdo únicamente a sus pesos, y en secreto, usando un programa de computación que sortea las peleas sin enfrentar los mismos partidos mas que una vez.

El proceso es simple y consiste en que los jueces de la valla coloquen un anillo de metal enumerado en la pata de cada gallo cuando llegan a la gallera. Luego cada partido pesa sus gallos y anota el numero del anillo con el peso correspondiente del gallo en la tarjeta que reciben cuando pagan el dinero para inscribirse en el derby. La tarjeta no lleva el nombre del partido, solamente va identificada por un numero y lleva los números de los anillos y los pesos de sus gallos. La tarjeta se coloca en un buzón sellado que a la hora especificada es abierto por el juez quien coloca los datos de cada tarjeta en el programa de computación para que este haga el sorteo de las peleas.

Al concluir el sorteo, empiezan a llamar las peleas dándole a cada participante un papel con el numero del anillo y el peso del gallo a presentar. Una vez armados, los gallos se pesan a plena vista de todos y se verifica el numero del anillo y el peso de cada uno antes de dejarlos pasar al redondel donde el juez corta el anillo y lava los gallos antes de iniciarse el combate. El que presente a la bascula un gallo con numero de anillo o peso equivocado, automáticamente pierde la pelea y su contrincante tendrá que lidiar para determinar si su partido recibirá una victoria, derrota o empate en esa pelea.

El partido o partidos que gana el mayor numero de peleas, gana el derby, un trofeo y mejor aun, la bolsa del premio. La bolsa del premio esta compuesta del dinero que cada participante paga por jugar sus gallos en el derby, por ejemplo, si cuesta $200 dólares por participante y hay 50 jugando en el derby, el premio es de $10,000 dólares. No es raro que haigan promedio de 100 participantes para cada derby que por lo general son de 4 o 5 gallos, con hasta 7 y 12 gallos en los derbies mas importantes que se juegan por 2 o 3 días.

La temporada de juego es de Octubre a Agosto, así es que las galleras publican el calendario de los derbies que van a efectuar durante su temporada, por lo menos un par de meses antes que esta comience. El calendario da la fecha a efectuarse cada derby, el numero de gallos que cada participante tiene que traer, el arma a jugarse, los pesos y tolerancia de los mismos, el costo de participación, la hora del pesaje, la hora del comienzo del derby y cualquier otra información que la gallera crea conveniente. Por lo general cada gallera efectúa derbies cada dos semanas durante la temporada de juego.

El Derby es el método de jugar gallos mas económico para el bolsillo del gallero, y al mismo tiempo el mas difícil para sus gallos porque esta abierto para toda clase de gallos.

Hay aficionados que combinan sus recursos económicos y sus mejores gallos para jugar los derbies mas importantes que tienen costos de inscripciones mas caros y consecuentemente una mejor bolsa de premio.

En los derbies se ven todo tipo de gallos y cruces, reflejando la diversidad de las ideas de sus dueños. Unos prefieren jugar gallos de tipos ingleses e irlandeses, mientras que otros cruzan con orientales, españoles, etc., buscando como producir sus propias líneas de gladiadores superiores que les ganen derbies.

Este espíritu competitivo es el responsable por los grandes avances en las líneas de gallos y los métodos de cría y cuido que los galleros norteamericanos han perfeccionado, para impulsar la calidad de sus líneas gallos a niveles de perfección envidiables.